¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UNA CREMA, UNA LOCIÓN, Y UNA EMULSIÓN?

Siempre que uno va a elegir los productos de belleza que más se adaptan a sus necesidades, tipo de piel, o según los resultados que desean obtener, nos solemos encontrar con aquellas palabras (en cuanto a estilos y formatos), llamadas ‘loción’, ‘crema’, y ‘emulsión’. Solo que pocos saben la diferencia, y a veces se duda en cuál elegir y porqué.

Pues bien, comencemos por marcar dichas diferencias, y que así sepan bien lo que van a elegir y comprar.

EMULSIÓN

Una emulsión se considera un producto de texturas formadas por líquidos apenas solubles entre ellos. O sea, es un producto con una consistencia más ligera que una crema, y que suele recomendarse a pieles jóvenes ya que aún no necesitan de una hidratación más profunda.

Existen distintos tipos de emulsiones según su base:

Aceite en agua: Son tipo acuosas, de fácil absorción, se extienden con facilidad, no deja brillos, y no tapa los poros. En general, las recomendadas a pieles mixtas y grasas.

Agua en aceite: son gotas de agua rodeadas por una consistencia aceitosa, o sea, un poco más densa, y de absorción lenta, para pieles secas.

Impermeable: con componentes que no pueden ser eliminados por el agua, y a base un aceite especial que puede ir aplicado en las emulsiones con y/o los protectores solares.

LOCIÓN

Las lociones son una versión ligera de las cremas hidratantes, de tonos más claros, y con una base acuosa.

Su función es hidratar, solo que con una absorción más rápida. Ellas atrapan la humedad de la piel y la sellan con su tratamiento para obtener sus beneficios. Funcionan como una crema, al fin y al cabo, pero aportando un porcentaje más alto de agua al rostro.

Muchos prefieren alternar la loción con las cremas en la rutina de belleza, o usar solo lociones, si tu piel está deshidratada. También son eficaces para tratar los rostros con problemas de dermatitis y las líneas de expresión.

En la rutina de belleza, la loción se suele aplicar antes del contorno de ojos y después del serum, dejando la opción de que aún se aplique una crema con distinto tratamiento, después del contorno de ojos, si hiciera falta por necesidad.

CREMAS

El estilo que más conocemos. Si se llaman cremas, es por obvias razones, por su textura cremosa.

Su textura hace que la piel se nutra, hidrate, y suavice. La mayoría se diseñan en cuanto a tipos de piel y edades.

Las cremas siguen siendo las más usadas ya que suelen aportar mayor beneficios por la cantidad de fórmulas, ingredientes, y principios activos que se les puede agregar para tu tratamiento facial.

Como pueden ver, esto es cuestión de gustos y necesidades. Pero ahora ya saben cuáles son las diferencias, y así poder elegir bajo conocimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: