image by_ Byrdie

¿QUÉ ES UNA AMPOLLA?

Una ampolla, o ‘ampoule’, es el cosmético que está de moda gracias a su alta concentración de ingredientes, y principios activos, indicados para dar grandes resultados.

Hay que dejar en claro que, una ampolla no es un sérum, aunque ambos sean parecidos en su propósito y concentración. Las ampollas son parte de la Fast Beauty (Belleza Express), y es que tienen una gran facilidad de uso y resultados embellecedores rápidos. Su penetración y acción es más profunda que la de una crema, ya que llega a las capas internas profundas de la dermis, pero el tratamiento no actúa de forma permanente como lo haría un sérum (y por ello, no es un producto que forme parte de la rutina de belleza coreana, sino un complemento).

Sabiendo esto, la ampolla se aplicaría en sustitución del sérum, una vez hayamos limpiado el rostro y hayamos aplicado nuestro tónico y esencia, para conseguir mejores resultados.

Existen ampollas para cada necesidad (antiedad, iluminadora, hidratante, purificante…etc) y tipo de piel (seca,sensible,grasa…), además de que las puedes encontrar en varios formatos y texturas. También existen las que puedes alternar con tu sérum (que vienen en botes y frascos), o las tipo Express o Flash (en forma de cápsula) que se rompen y las aplicas al momento.

Puedes utilizar tu ampolla por la mañana y/o por la noche. Si tu ampolla es de efecto antioxidante, vitamina C, o regenerativa, entonces es mejor por la noche. Si es tipo iluminadora, hidratante, y para dar vitalidad, entonces se recomienda por la mañana. En general, la ampolla se puede aplicar según tu necesidad, estos consejos y ejemplos son solo para elevar sus resultados.

Su aplicación debería ser periódica, alternándola con los demás productos de nuestra rutina de belleza, más no usarla seguido, casi como la función de nuestras mascarillas faciales. Utilícenla como un complemento de belleza y sustituto del sérum, solo cuando haga falta.

Es mejor buscar ampollas que mezclen varios ingredientes y principios activos, que enfocarnos en una ampolla simple y con solo un propósito, de forma que tengamos un resultado global.

Las ampollas también son buenas para aplicarse después de realizarnos tratamientos de belleza faciales específicos, y así devolver los nutrientes y propiedades al rostro, además de complementar nuestra belleza.

Eso sí, ¡jamás se apliquen la ampolla estando maquilladas!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: