¿SOSPECHAS QUE TU CONTORNO DE OJOS NO FUNCIONA COMO DEBERÍA?

Todos sabemos que la zona de los ojos es una de las zonas más sensibles e importantes a cuidar, ya que es donde más se pueden desarrollar arrugas prematuras o marcadas, y por ello, requiere de tratamiento y un contorno de ojos adecuado para prevenir, mejorar, o tratar la situación.

Lo que aveces suele pasar es que, después de un tiempo, uno se pueda cuestionar la eficacia del producto que ha comprado, sobretodo, si realmente piensas que no ves los resultados esperados.

Pues bien, pueden existir distintas razones del porqué, quizás, tu contorno de ojos no está funcionando adecuadamente o no mejora la zona.

1.- No aplicas el contorno de ojos de forma adecuada.

Aunque no sea el caso de muchos, hay que saber cómo aplicar el contorno de ojos de forma correcta. Lo ideal es colocarlo en el dedo que le sigue al meñique, de forma que aplique bien el producto pero sin ejercer mucha presión en la zona, y hacerlo de forma suave y delicada. Así es, los dedos con más fuerza y pesados (el del medio y el índice) pueden ser causantes accidentales de arrugar la zona más que cuidarla.

Lo otro, es saber que hay que esparcirlo en la zona correcta. Hay personas que, literal, aplican el contorno en solo lo que equivale a la zona baja pegada al párpado inferior y la zona de las ‘patas de gallo’. En realidad, hay que esparcir el producto de forma amplia en la zona baja (como cuando se tienen bolsas hinchadas en los ojos), y esparcir también en la zona alta del párpado donde tenemos el pliegue.

2.- No aplicas la cantidad suficiente y necesaria.

Tanto aplicar poco producto como aplicar mucho producto, puede ser contraproducente. Aplicar poca cantidad no sirve para buscar los beneficios y resultados que se requieren, además de que tardarás mucho más en verlo. Y lo mismo si uno aplica demasiada cantidad en la zona, ya que no permites que la piel absorba de forma adecuada, la saturas, y los ingredientes no pueden actuar de forma correcta.

Lo ideal es aplicar una cantidad del tamaño de un ‘guisante’ en tu dedo, y esparcirlo lo mejor posible. Si prefieres ser más preciso, las coreanas gustan de aplicar ‘tres gotas’ alrededor de la zona, ni más ni menos. Y con ello, esparcir lo mejor posible.

3.- Los ingredientes no son los adecuados.

Hay que saber elegir los ingredientes ideales para tratar la zona y obtener los resultados necesarios. Con esto nos referimos a varias cosas, o sea, saber que los ingredientes naturales (aloe vera, rosa, etc..) o el tratamiento que lleva (ácido hialurónico, antioxidantes, etc..) son los que necesitas para tu tipo de piel, además de que, sean exactamente los que pueden mejorar la zona. Imagínate que estás usando una mezcla de ingredientes naturales pero que no son muy eficaces porque sus propiedades no son lo que van a ayudarte en sí, o si son ideales para otro tipo de piel, etc. Siempre hay que estar seguros de lo que queremos comprar y el resultado que necesitamos.

Lo siguiente es, que los ingredientes y tratamiento que lleven tengan la concentración necesaria para dar el resultado. Los porcentajes y concentración de los ingredientes suele variar, y de ahí por lo mismo el porqué existen contornos de ojos muy económicos, y quizás, unos más caros. Ambos casos pueden llevar los ingredientes que dicen, no significa que un contorno de ojos de 4€ no lo lleven, por ejemplo, pero sí que su concentración y cantidad puede ser mucho más baja y de ahí que puedas tardar años en ver una mejora. En pocas palabras, hay que hacer una relación de la calidad y la concentración de tratamiento que lleva el producto. Puede ser que encuentres un contorno de ojos por 6€ y sea igual de bueno que uno de 25€, por ejemplo, claro que sí. Lo importante es saber ver y entender la relación en cuanto a los ingredientes y lo que conllevan.

4.- No aplicas protector solar.

Las coreanas nunca se van a cansar de decir que la protección solar es uno de los pasos más importantes. Ellas no salen de casa sin aplicar este último paso que forma parte de su rutina de belleza, y si se lo saltan, es porque directamente han pasado al paso del maquillaje, los cuales SIEMPRE llevan incluido el protector solar.

No es que no quieran ser morenas de piel, es que el sol es uno de los factores más dañinos y graves para la piel. Es un causante de resequedad, manchas, pecas, arrugas, y envejecimiento prematuro. Y por ello, ellas siempre están listas para protegerse y mantener su piel impecable.

Por lo mismo, el protector solar siempre hay que esparcirlo en la zona de los ojos con delicadeza (si de por sí lo estamos también aplicando en todo el rostro), o utilizar los maquillajes que ya lo incluyen. Y si no deseas ni maquillarte ni aplicar protector solar en toda la cara, ellas lo aplican en sus ‘tres gotas’ directamente en la zona de los ojos, igual que el contorno de ojos de su rutina que habrán aplicado anteriormente. O sea, protector solar como si fuera un segundo contorno de ojos.

Esto incluye el aplicar el protector solar aunque el día esté nublado. Que hayan nubes y parezca que va a llover, no significa que el sol no haya salido ni exista, y la resolana y el reflejo que transmite a través de las nubes cargadas de agua, es parecido, por más que no sea un sol con rayos UVA que nos pega directamente.

Así que, ya sabes, protector solar en la zona es algo importante, sobretodo, para prevenir y no desarrollar más arrugas a causa de ello.

5.- No lo aplicas cuando debes.

No olvidemos que las coreanas realizan su ritual de belleza dos veces al día; por la mañana, y antes de dormir. Y como sabemos, el contorno de ojos es uno de los pasos en ambos casos, y siempre se aplica después del serum y antes de tu crema facial. Aplicarlo en el paso que le corresponde, es importante.

Además, como ya hemos dicho, hay que aplicarlo dos veces al día como ellas. Y por lo mismo, hasta puedes elegir un contorno de ojos que favorezca la zona durante el día (con propiedades iluminadoras, revitalizantes, anti ojeras, etc) y otro para la noche, como los que llevan mayor tratamiento (regenerar, anti arrugas, calmantes, etc)

Bueno, esperamos que estos consejos sean de ayuda. Pero, si realizas todos y aún así no consigues ver resultados (se dice que los contornos de ojos comienzan a dar resultado en unos 4 meses de aplicación), entonces definitivamente, el contorno que usas no es bueno y es mejor comenzar con uno nuevo o de otra marca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: