¿TU PROTECTOR SOLAR NO ACTÚA ADECUADAMENTE?

Es probable que ya conozcan la importancia de aplicar el protector solar antes de salir de casa. Sobretodo, si seguimos la rutina de belleza coreana o hemos leído sobre ello. Por si acaso, recordaremos brevemente que es importante proteger el rostro ya que el sol es causante de resequedad, aparición de manchas y pecas, de arrugas, y envejecimiento prematuro. Así que, las coreanas no salen de casa sin aplicarlo, tanto si el día está soleado o lluvioso (que hayan nubes o llueva, no significa que el sol no exista y actúe).

Ante esto, es también por lo que las coreanas suelen manejar maquillajes que ya llevan el protector solar incluido. Ahora, ¿te suele pasar que eres de las que ya aplica este paso fundamental y aún así sientes que tu protector solar no está actuando como debería?, o ¿te encuentras con ciertas quemaduras o manchas inesperadas?, o ¿sientes que no te cubre y protege lo suficiente?

Entonces, vamos a dar algunos motivos y sugerencias del porqué puede estar pasando esto:

1.- Aplicas tu protector solar después de haberte expuesto al sol.

El protector solar siempre debe aplicarse antes de salir. No es recomendable el aplicarlo una vez hayas expuesto tu piel al sol o ya lleves tiempo fuera de casa. A la piel le cuesta lo doble el tratar de absorber e intentar que tu protector solar comience a funcionar adecuadamente si ya ha estado expuesta, y mientras esto ocurre, los efectos del sol pueden estarte ya afectando. Lo ideal es aplicarlo entre 15-20 minutos antes de la hora de salir o exponernos, dejando que los ingredientes penetren y actúen en las capas de la piel como es debido para la protección total.

2.- No revisamos los ingredientes y principios activos.

Un protector solar actúa de forma correcta gracias a su composición, osea gracias a sus ingredientes y principios activos. Tanto si usas un protector contra agua y sudor, o con químicos, o libre de cualquier químico, lo importante es saber y conocer que lleva el tratamiento adecuado para nuestra piel y la protección necesaria contra los rayos UVA/UVB. También, el saber que hay ingredientes que suelen ser agregados para conseguir un resultado concreto, pero que deben poseer un porcentaje bajo. Por ejemplo, el caso de la Vitamina C. Muchos protectores coreanos la integran para dar luminosidad y aportar antioxidantes al rostro, pero su porcentaje es bajo, de forma que no vaya a dar un resultado contraproducente. Como algunos saben, la Vitamina C expuesta al sol causa manchas, por lo mismo, hay que tener cuidado con su concentración si la vemos añadida al protector solar.

También, hay que tener cuidado y vigilar que tu protector solar no presente octocrileno, metoxicinamato de octilo (Octinoxato), benzofenona-3 (oxibenzona) y benzofenona-4 (sulisobenzona), OMC (metoxicinamato octilo) y avobenzona porque se convertirían en potenciales fotosensibilizadores o peligrosos para el torrente sanguíneo.

3.- No usas la cantidad adecuada.

Muchos no aplican la cantidad necesaria y adecuada de su protector solar. Los expertos recomiendan el tamaño de una moneda (de 50 centimos, por ejemplo) como la cantidad adecuada que necesita el rostro. Y un vaso pequeño en lo que correspondería al cuerpo entero (como cuando vamos a la playa). En general, lo importante es aplicarlo en todas las zonas correctas (sin olvidar codos, rodillas, manos, pies, contorno del cuero cabelludo, detrás de las orejas…). Y como ya sabemos, existen protectores solares aptos solo para el rostro y el contorno de ojos. El caso es usarlos debidamente, sin echar demasiado porque la piel se sobre satura y no lo absorbe bien (y por lo tanto, no actúa correctamente) pero tampoco aplicando muy poca cantidad y que no sea efectiva la protección.

4.- No lo re aplicas cuando debes.

El protector solar no dura todo el día, es un hecho. Se recomienda su re aplicación cada 3 horas, y cada 2 horas si eres de piel sensible. Incluso si tu protector es a prueba de agua, una vez hayas entrado al mar o la piscina, es recomendable aplicarlo a las 2 horas de ello.

Si estás fuera de casa y tienes miedo de re aplicarlo porque no quieres perder ese ‘look’ y maquillaje que llevas, te recomendamos que lleves protector solar en forma de bruma, en forma de polvo compacto, o siempre usar maquillaje que lo incluya. Las coreanas tienen de todo y son expertas en ello.

5.- El protector solar ha caducado.

Ningún protector solar funciona una vez haya caducado. Así que, es mejor aceptarlo. Siempre revisa su fecha de expiración, y no lo uses si ya sabes que ha caducado, además de que sus componentes podrían volverse contraproducentes. Si por alguna razón no tiene fecha de caducidad o no la encuentras, debes saber que casi todo producto de cosmética pierde sus efectos al cumplir un año, ya que los ingredientes activos dejan de funcionar. Sabiendo esto, deshazte de el si sabes que ya ha cumplido.

6.- Asegura la protección que lleva el producto.

Un protector solar solo es efectivo si va a darte una cobertura total y protección adecuada. Hay que verificar que proteja tanto contra los rayos UVA como UVB. También, el nivel de protección que necesitas (las pieles sensibles necesitan spf50 en el rostro, por ejemplo), o según el grado de protección que te interese.

También es bueno elegir protectores solares aptos para tu piel y con el tratamiento que deseas. Los protectores coreanos son ligeros, de fácil absorción, no pegajosos, no dejan brillo, y casi todos contienen un tratamiento específico para la piel o dar beneficios, además de proteger contra los rayos UVA/UVB, la contaminación, y los agentes dañinos de la calle.

Ahora sí, que tu protector solar no te falle y que disfrutes de la playa o de los paseos veraniegos cuidando tu piel y luciendo radiante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: